Buceador en apnea realizando un descenso

Durante el descenso se produce un aumento de la presión hidrostática, que si no es bien equilibrado, puede originar un barotrauma de oído medio.