Buceadores con equipo autónomo en la fase de ascenso o emersión.

Durante el ascenso se produce una disminución de la presión hidrostática, que si no es bien equilibrada, puede originar un barotrauma de oído medio.