Temas de Actualidad

¿Qué es una somnoscopia?

La somnoscopia o DISE (siglas en ingles drug induced sleep endoscopy ) es una evaluación muy útil para el estudio dinámico de la vía aérea de los pacientes diagnosticados con SAHOS (síndrome de apnea obstructiva del sueño).

¿Cuál es el objetivo de una somnoscopia?

Con los hallazgos observados durante la somnoscopia, el otorrino podrá adaptar el tratamiento quirúrgico más adecuado para cada paciente.

Debido a lo difícil que puede ser establecer cuál es la zona anatómica de colapso en el paciente despierto que padece de SAHOS, el diagnostico y el tratamiento termina siendo complejo.

En pro de mejorar en este aspecto, los doctores Croft y Pringle en el año 1991 propusieron realizar la fibroendoscopia con el paciente dormido, con esto se lograba reproducir el ronquido en el 95% de los casos. 

Posteriormente se han ido diseñando una serie de clasificaciones que nos permiten a los otorrinos evaluar el grado de colapso en los diferentes sitios anatómicos como puede ser el paladar blando, la base de la lengua o en múltiples niveles.

Según un estudio científico, antes de que se realizara esta prueba a un 70% de los pacientes vistos en la consulta se les atribuía el colapso a nivel del paladar, indicando tratamiento quirúrgico.

Sin embargo, después de realizar la somnoscopia el porcentaje de colapso atribuido al paladar bajaba al 54%, reduciendo así el número de intervenciones innecesarias. 

¿En qué personas está indicado realizar una somnoscopia?

La somnoscopia está indicada en todo paciente con SAHOS que sea un potencial candidato para un tratamiento quirúrgico.

Esta prueba dinámica nos permitirá estudiar la vía aérea en tiempo real estando el paciente bajo una mínima sedación complementando la exploración de cabeza y cuello realizada con el paciente despierto en consultas.

¿Cuándo se contraindica una somnoscopia?

Las contraindicaciones absolutas para realizar esta prueba son: 

  • Mujeres embarazadas
  • Pacientes con alergia a los medicamentos anestésicos utilizados para realizar la prueba, como el Propofol
  • Obstrucción nasal muy severa que impida el progreso del fibroscopio
  • Pacientes con alto riesgo de obstrucción de la vía aérea

 

¿Como se realiza una somnoscopia?

 La somnoscopia tiene una duración de 5 a 10 minutos y el principal objetivo del procedimiento será hacer que el paciente se duerma, ronque y permita a los otorrinos presenciar las apneas obstructivas. Es esperable durante la prueba exista desaturaciones y deben ser toleradas dentro de lo razonable.

Antes de iniciar la somnoscopia, al paciente en el antequirófano se le aplicará un vasoconstrictor tópico en la nariz para facilitar el paso del fibroscopio durante el estudio.

Se tumbará sobre la camilla del quirófano, se monitorizarán los signos vitales, el nivel de saturación de O2 y el ritmo cardiaco.

El Anestesiólogo procederá a la administración intravenosa de una medicación anestésica por lo general Propofol, Midazolam o una mezcla de ambos.

Se administrarán en unas dósis que permita al paciente dormir como si estuviera en casa, presentando ronquido y apneas obstructivas, pero sin llegar a profundizar demasiado para evitar tener apneas centrales.

Una vez el paciente este dormido procederemos a introducir el fibroscopio por la cavidad nasal explorándola. Esperaremos en la nasofaringe hasta que el paciente empiece a roncar.

Procederemos entonces a explorar el resto de áreas anatómicas, la orofaringe, la hipofaringe y laringe, objetivando las áreas de colapso y el grado del mismo.

En el mismo acto se desplazará unos 10 mm la mandíbula hacia delante para simular el efecto de un DAM (dispositivo de avance mandibular) o un avance quirúrgico de los músculos genioglosos.

Se pueden realizar algunas otras maniobras según los hallazgos observados. Una vez finalizada la prueba, se retira el fibroscopio y procedemos a despertar al paciente.

Post-procedimiento:  

Una vez finalizada la somnoscopia el paciente debe permanecer unas horas en el hospital, hasta que inicie la tolerancia oral y podrá irse a casa el mismo día. No precisará cuidados ni medicamentos para casa.

En la siguiente consulta se le comentarán los hallazgos encontrados y se realizará un planteamiento quirúrgico con objetivo curativo o paliativo según sea el caso.

¿Cuáles son las posibles complicaciones?

La somnoscopia es una prueba muy sencilla y de corta duración, son infrecuentes las complicaciones, pero se han descrito casos de: 

  • Epistaxis por el paso del fibroscopio
  • Laringoespasmos
  • Aspiraciones