Desviación septal

La desviación del tabique septal es la causa estructural más frecuente de obstrucción nasal, uno de los síntomas más comunes por el cual consultan los pacientes al otorrino. La corrección quirúrgica de las desviaciones septales (septoplastia) es la tercera cirugía mas realizada por los cirujanos de cabeza y cuello, y suele realizarse para  mejorar la calidad de vida del paciente. Sin embargo, aproximadamente sólo un 25% de los pacientes que presentan desviaciones septales son sintomáticos.

Anatomía y función: Anatomia septal

El septum nasal constituye la pared medial de las fosas nasales y está formado por una parte ósea (lamina perpendicular del etmoides y el vómer), una parte cartilaginosa (cartílago cuadrangular) y una parte membranosa (la parte más anterior y pequeña constituida principalmente por piel).

La principal función del septum es proveer un soporte a la punta nasal, separa ambas fosas nasales favoreciendo el flujo laminar al igual que ayuda a absorber los impactos de la fosa craneal anterior al formar parte del suelo de la misma.

Etiología:

Las desviaciones septales pueden existir sin necesidad de un trauma nasal previo. Se pueden desarrollar desviaciones septales severas incluso desde el periodo fetal; microfracturas en el último trimestre del embarazo y durante el parto pueden causar debilidad del cartílago septal lesionado, produciéndose una curvatura asimétrica del cartílago hacia el lado débil.  mujer y niña

Las desviaciones septales por traumatismos directos pueden ocurrir tanto en la infancia como en la edad adulta. Dependiendo de la dirección y la fuerza del trauma nasal, el cartílago septal se puede fracturar horizontal o verticalmente, en una o en varias líneas de fractura y puede asociar fracturas de los huesos propios y/o de la lámina perpendicular del etmoides. Además, el cartílago septal se puede desplazar de su inserción caudal, siendo  la zona de la unión osteo-cartilaginosa la que con mayor frecuencia se desvía en los traumatismos.

Síntomas:

Típicamente el paciente refiere obstrucción nasal que puede ser unilateral o bilateral y que no mejora con la aplicación de vasoconstrictores ni corticoides tópicos. Puede referir además antecedente de trauma nasal, cirugía nasal previa o sinusitis, entre otros.

Diagnóstico:

El diagnóstico se realiza con la exploración física a través de una rinoscopia anterior y la endoscopia nasal. Con esto podemos ver la forma del septum óseo y cartilaginoso en toda su extensión.

Se pueden apreciar diferentes tipos de desviaciones según la forma, como por ejemplo:

             Desviación en forma de C                   Deformidad en forma de  S                    Espolón nasal

Desviación septal en C Desviación septal en SEspolon oseo

Tratamiento:

El tratamiento de las desviaciones septales es quirúrgico, siempre y cuando este indicado. La intervención se denomina septoplastia y  suele indicarse en pacientes con una deformidad septal visible y/o con insuficiencia respiratoria que no sea debida a otra causa identificable como pólipos nasales, hipertrofia de cornetes, rinitis alérgica, etc.  Otras indicaciones de este tipo de cirugía pueden ser: hemorragias nasales o epistaxis, bloqueo del orificio de drenaje de los senos paranasales,  o como parte de un abordaje quirúrgico, como es el caso de los tumores de hipófisis.